Solo se envía a territorio español. Para envíos internacionales consultad:

Tfno: 915079085 info@librosdepsicoanalisis.com

Horario: de 9.30 a 20 horas.

Conversamos con Pío Rómulo Zelaya Castro en librería Muga sobre su reciente publicación en la editorial Círculo Rojo Editorial “La mujer de Eliot y el hacedor de poesías”. Entrevista realizada por Margarita Sánchez-Mármol.

Margarita Sánchez-Mármol: Pío, gracias por aceptar este encuentro donde intercambiar impresiones acerca de la poesía y darnos la oportunidad de conocer mejor tu libro. Tu trayectoria profesional ha abarcado muchos campos como la medicina, la política, el psicoanálisis. ¿Por qué la poesía?

Pío Rómulo Zelaya: Gracias a ti por esta entrevista y el interés prestado. En mi caso la poesía ha sido un camino muy íntimo, paralelo a casi todas las formalidades que he seguido,  ha sido una vía alternativa, propia y en cierta medida como una religión secreta que profeso.

M.S.M.: ¿Cómo surge la idea de escribir “La mujer de Eliot y el hacedor de poesías”?

P.R.Z.: “El hacedor de poesías” es un poemario que escribí hace casi 20 años y como casi toda mi poesía estaba inédito, es un poemario que he ido actualizando con poesías nuevas a lo largo del tiempo y esta actualización temporal también ha sido respecto a mi posición respecto a la feminidad. Un mal entendido cinéfilo entre dos films (The moderns de Alan Rudolph y “Tom &Viv” de Brian Gilbert) me fusionó este poemario con “la mujer de Eliot”, que es de alguna manera un abordaje poético a lo que es una mujer para mí. Bajo este nuevo nombre decidí agrupar varios poemas extraídos de otros poemarios y que, al menos, mantuvieran un hilo conductor con el título.

M.S.M.: Llama la atención el título. Eliot es un poeta muy importante para el psicoanalista Jacques Lacan, de hecho, tradujo gran parte de su obra al francés y eligió terminar su discurso de Roma con un poema de “La tierra baldía”. En tu caso, ¿por qué eliges a Eliot?

P.R.Z.: Coincido que Eliot es un poeta importante con una poesía influyente y que ha sido encumbrado por su gran despliegue simbólico, tal vez sea un buen ideal si alguien pretendiera realizarse como poeta, pero mi posición es más de trovador que de poeta que busca reconocimiento, hace tiempo renuncié a tener un referente de perfección, por decirlo de alguna manera, y renuncié, parcialmente, también a publicar.  En la vida de Eliot,  la poesía ocupa un lugar preponderante, pero en esa certeza de que puede decir algo, queda velada la causa de sus tropiezos donde la palabra ya no puede dar cuenta. Por coincidencia y necesidad, ante ciertas similitudes con la “musa de Eliot”, tomé prestada la referencia para hacer un trabajo de artesanía poética, y poder adentrarme en mis propios tropiezos, sin miedo de aproximarme hacia el límite de mis propias palabras, hilando con versos ese borde donde las palabras llegan a perder su significado.

M.S.M.: ¿Cuáles son tus influencias literarias?

P.R.Z.: Mas que influencias literarias, puedo mencionar algunas presencias y ausencias en lo que escribo. De niño era una especie de coleccionista de versos que iba guardando en mi memoria para luego recitarlos, con la mirada expectante de mi padre, ávido por escucharme. Creo que llevo la impronta  de Martín Adán. Aunque los primeros poemas que recuerdo son de Chocano y Alejandro Romualdo. Reconozco también a Rubén Darío, los hermanos Machado, Vallejo, Heraud, Peza, Neruda, Miguel Hernández. Hago versos libres con algún resto de épica pero busco fallidamente dar con esa palabra que pueda sostenerme.

M.S.M.: El libro comienza con una frase de Jacques Lacan: “El significante es lo que se oye”. Parece que quieres resaltar la importancia de la sonoridad en los versos. ¿Qué hace que defiendas la diferencia entre el poema verbal y el poema escrito?

P.R.Z.: Como ya lo he mencionado, mi relación con la poesía es verbal, empecé aprendiéndome poemas que escuchaba, sin haberlos leído, como si de canciones se trataban, y tardé en escribirlos cuando los creaba en mi cabeza, encuentro más libertad en el sonido de las palabras a la hora de encajarlas en un poema, porque muchas veces he tenido que recurrir a un diccionario para encontrar su verdadero significado.

M.S.M.: Es muy difícil transmitir toda la riqueza de tu arte poético. ¿Qué es lo que más les gusta a tus lectores de tu escritura?

P.R.Z.: De lo que me transmiten, la sonoridad que se queda al terminar de leer uno de mis versos y que algunas veces no retrocedo al decir las cosas.

M.S.M.: Gracias por compartir este tiempo y cariño con librería Muga y con nuestros lectores.

Biografía: Pío R. Zelaya (Lima, 1972). Médico y psicoanalista entiende la poesía no sólo como arte sino como una forma de expresarse. Desde muy niño declamaba poemas que iba escuchando y leyendo. Aunque empezó a escribir sus propios versos en incontables manuscritos, muchos de ellos a modo de diario, sólo tiene publicados los recopilados en diferentes antologías de encuentros de poetas donde ha participado, y algunas colaboraciones en revistas. Es conocido por las interpretaciones de sus versos en estos encuentros de poetas y recitales realizados, en su mayoría, en Andalucía.

Comparte en tus redes

Artículos recomendados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra Newsletter para conocer todas las novedades:



Libreria Muga

© Copyright 2020 Libreria Muga. Todos los derechos reservados

Política de privacidad - Aviso legal - Condiciones de compra y envío
Tfno: 915079085 - info@librosdepsicoanalisis.com -

Horario: de 9.30 a 20 horas.