¡Oferta!

Revista Freudiana 87. La discordia entre los sexos

Editorial:
Escuela Lacaniana de Psicoanálisis - Barcelona

16,00 15,20

Hay existencias (puede reservarse)

Descripción

La discordia entre los sexos es el eje de este número y el tema de nuestras próximas XVIII Jornadas de la ELP (Valencia, 23-24 de noviembre 2019). Los textos que incluimos se refieren a esa discordia de diferentes maneras. Jacques- Alain Miller, en la clase que publicamos de su curso Causa y consentimiento, alude a ella cuando recuerda que “Por más lejos que la palabra se propague, cualesquiera que sean las resubjetivaciones o las integraciones que efectúe, hay una que el sujeto que habla no podrá jamás realizar. La discontinuidad que el sujeto no podrá nunca borrar es la suya propia.” Definir al sujeto así, como discontinuidad, es otra manera de decir que la palabra muestra su imposibilidad para decir la relación sexual.

Marie-Hélène Brousse destaca cómo la diferencia sexual en la vertiente del goce está en relación con los objetos de goce y eso la diversifica en función de la dominancia de tal o cual objeto. La consecuencia de ello es “que la sexualidad, ligada a los orificios del propio cuerpo, es esencialmente autoerótica, incluso si dichos objetos son situados en el Otro.” Coincide con la idea de que la pulsión, como recuerda Débora Rabinovich en su texto, “sale del cuerpo propio, da una vuelta, y vuelve al cuerpo propio; el sujeto al final de cuentas no se encuentra con el otro, sino con su propio objeto fuente de satisfacción”. Eso no evita la discordia porque en el recorrido encuentra al otro. Las identificaciones sexuales no están, pues, de entrada. Son –en palabras de Lacan– “algo que solo se hace secundariamente y por casualidad, y que se deriva de algo más
radical, que podría ser exactamente correlativo del hecho de que este ser entre todos los seres es hablante.”

La abigarrada fauna humana de Manhattan que nos trae Gustavo Dessal es un buen ejemplo de la Discordia que cada uno afronta con su sexualidad. “El capitalismo contemporáneo –dice Dessal– es trans, porque opera mediante un simbólico que, al desfallecer, transfigura los cuerpos de un modo nunca conocido. En la actualidad el sujeto entrega su cuerpo al goce del Otro, quiere recibir una nueva redención, pero la busca en un simbólico que se ha corrompido, un simbólico descompuesto que transtorna y enferma los cuerpos, los perfora, los retuerce, sin imponer la fuerza, porque el cuerpo lo permite y lo goza.” Karina Piluso apuesta, para abordar ese agujero por “construir una nue- va alianza entre fantasma y síntoma respetando las condiciones y el funciona- miento del núcleo más real del síntoma que Lacan llamó sinthome y que está ahí para quedarse”.

Marie-Hélène Brousse fue, en el pasado mes de mayo, la conferenciante invitada por la FCPOL en Barcelona a las segundas Conferencias Internacionales Jacques Lacan. Conferencias coordinadas por nuestra colega Rosa María Calvet, fallecida pocos días después y a la que queremos recordar por su trayectoria y sus aportaciones al psicoanálisis en la AMP y en nuestra Comunidad de Catalunya de la ELP. Encontrarán en la entrevista que le hacemos ideas originales a propósito de las series que le interesan y de las que extrae tesis desarrolladas en las conferencias, como que “las madres son hombres” o que el combate actual de las mujeres para tener un poder social y semblantes de igualdad “se llama, para los que en general lo detestan, feminización del mundo. Pero no es una feminización del mundo, en el sentido de un goce “femenino”… es una generalización del mundo en el sentido de las identificaciones, del poder, etcétera. Pero no me parece que sea nada especialmente femenino”.

Eric Laurent nos ofrece un texto de plena actualidad, fruto de un debate en Paris sobre Psicoanálisis y Psiquiatría, preparatorio del pasado Pipol 9.

Disecciona, con su habitual rigor y precisión, un nuevo significante amo, lo translacional, que designa todo aquello que ayuda a traducir a aplicaciones concretas las teorías científicas y los descubrimientos de laboratorio. Esta urgencia de translacionar responde –dice– “a la ruptura del vínculo fundamental, con la esperanza de una lengua global unificada en psiquiatría” tras el estrago que supuso la publicación del DSM-V. Concluye señalando que “nuestro propio translacional es el modo en que cada sujeto aloja la falla fundamental de su mentalidad en el sentido de Lacan, y que son también los nombres propios “los que autorizarán que se sostenga un discurso en el que cada uno tendrá la oportunidad de hacerse un nombre, más allá de toda etiqueta posible”.

Con la mirada puesta en Buenos Aires, donde en abril del año próximo nos reuniremos para hablar de “El sueño. Su interpretación y su uso en la cura lacaniana”, tenemos el honor de publicar el primero de los dos inéditos de Lacan en lengua castellana dedicados al tema. Se trata de la respuesta que dio a la pregunta de Marcel Ritter con motivo de su viaje a Estrasburgo el año 1975, mientras dictaba su seminario R.S.I. Es un texto fundamental, del que ofrecemos una traducción muy cuidada a partir de un texto establecido y con la amable autorización de Jacques-Alain Miller. Agradecemos también a Guy Briole sus gestiones y sus indicaciones para la edición final del texto. Encontrarán en él autenticas perlas, como sus aclaraciones acerca de lo Real, el inconsciente y lo pulsional, o esta cita muy a propósito del eje de este número de Freudiana: “Hay una relación con el sexo en tanto que el sexo está por todas partes ahí donde no debería estar. No hay, en ningún lugar, la posibilidad de establecer, de alguna manera formulable la relación entre los sexos.”

Los casos clínicos de Enric Berenguer y Gabriela Galarraga, así como los testimonios de Dalila Arpin, Domenico Cosenza, Silvia Nieto y Aurélie Pfauwadel, AE en ejercicio, dicen, a su manera, esa imposibilidad de conocer aquello que concierne al sexo, para utilizar los términos con los que Lacan, en el texto mencionado, se refiere a la opacidad de lo Real.

Les invitamos pues a la lectura de estos magníficos trabajos, y las lecturas reseñadas, que dan cuenta del work in progress y de la transferencia de trabajo en el seno de la Escuela Una, siempre atenta al horizonte de nuestra práctica.

José Ramón Ubieto
Director

 

Información adicional

Editorial

Escuela Lacaniana de Psicoanálisis – Barcelona

Fecha de edición

2019

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Revista Freudiana 87. La discordia entre los sexos”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *